WPA LOGO
Venezuelan Society of Psychiatry

Logo of Venezuelan Society of PsychiatryVenezuela flagVenezuelan Society of Psychiatry

Website: http://www.svp.org.ve/


� LA SOCIEDAD VENEZOLANA DE PSIQUIATR�A A LA NACI�N �

�No queda tiempo�


En hora aciaga para Venezuela una vez más los psiquiatras venezolanos elevamos nuestras voces ante el país y ante el mundo.

Doloroso es recordar tan solo dos frases de tantas que hemos dicho durante el último año: �Sentimos que aceleradamente a la nación se le descomponen todos sus valores , sus instituciones , su identidad, su calidad de vida y sus esperanzas� y, � miramos con pesarosa impotencia como la desmesura, la sinrazón y las incongruencias que se desprenden desde el punto más alto y ductor del país le han quebrantado la lógica a la nación, en absurdo intento por obligarla a ser, lo que no ha sido, lo que no es y lo que no quiere ser�.

Hoy, cada minuto cuenta y se agota el tiempo para más consideraciones, cuando nuestros ojos llorosos ya miran a una Venezuela bañada en mentiras, en indiferencia, en odio y en sangre.

El reiterado discurso, los persistentes mensajes y la obcecada actitud de llamados al enfrentamiento entre venezolanos cristaliza en la terrible situación que vivimos y en el espantoso y violento escenario que parece aguardarnos.

Las severas patologías personales han contaminado e influido a las pasiones y conductas colectivas y su desborde se lleva inaceptablemente vidas de niños, de jóvenes, de hombres, de mujeres y de ancianos que el país necesitaba para incorporarlos al progreso.

Los psiquiatras de este país, como venezolanos y como médicos, éticamente obligados por los enormes estragos que esta situación está causando en la población ya exhausta, exige a las instancias de gobierno cumplir con la Constitución Nacional, dejar de ser tolda política, silenciar su lenguaje instigador y abrir los sentidos a la sinceridad y a la mesura, condiciones indispensables para revertir esta infausta e injusta coyuntura que ahoga en desesperación y en dolor a nuestro sano y generoso pueblo, recordando que ninguna ambición de poder justifica el desmembramiento de una nación.

Ante la imperdonable e irremediable indiferencia de las instancias nacionales, una última e ineludible palabra a las instancias internacionales para que también asuman con la inmediatez que la gravedad del escenario impone, su obligación inexcusable de interceder a favor de una nación que ya tiene suficientes heridas y vidas perdidas, que quien sabe cuantos años le llevará sanar.



Caracas, 7 de Diciembre de 2002.

Por la Sociedad Venezolana de Psiquiatría
Dr. Robert J. Lespinasse Zuloaga
Presidente
C.I. 3.230.701.



« Back
Send this to a colleague